Obsesion (VII)

Cuando J se despertó había caido la tarde. No podia recordar cuantas horas llevaba durmiendo. No habia comido nada y lo único que tenia en su memoria era la pequeña chiquilla de ojos azules que habia venido aquella mañana. Una vez se habia marchado tal y como llegó le invadió una profunda somnolencia y lo que el pensaba habian sido unos minutos se habian convertido en unas horas. Recordó sobresaltado que tenia que encontrar aquel libro. Porqué, no lo sabía, su mente analítica y racional había renunciado a llevar aquel barco que se adentraba irremediablemente en la locura. Su corazón despúes de años enterrado en lo más oscuro de su alma luchaba por romper las cadenas con las que había sido dominado hacía ya demasiado tiempo.-Deberia ver un médico antes de que haga ninguna locura- pensó.- Estoy perdiendo el juicio, ni el libro parece ser real ni mucho menos aquella niña.- Su cabeza no estaba dispuesta a rendirse sin más por muy increible que fuera lo que estaba viviendo, habia trabajado duramente en estos años para tomar el control de la vida de J y no iba a permitir que aquello naufragará en un delirio de irrealidad. Empezó a tembar y a punto estuvo de caerse si no fuera por la butaca donde acostumbraba a leer que lo impidió. No recordaba haberla movido hasta donde estaba ahora pero su situación actual evitó que J cayera al suelo desplomado. Cuando recuperó la serenidad vió ante si el libro de piel marrón. Aquello era demasiado, hacia un instante no estaba ni la butaca ni el libro .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s